23 de mayo de 2014

LUGARES — MNAC (MUSEU NACIONAL D'ART DE CATALUNYA)


¡Vaya día! Las vacaciones sientan bien ¿verdad? Uno puede aprovechar para ir entre semana a Barcelona y hacer a la vez un trabajo y pasar una tarde genial. Se resume en una visita a una de sus exposiciones y los fantásticos jardines del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y hacer entre 300 y 400 fotos, aprovechando el buen tiempo y las ganas de pasar una tarde excepcional. Las tres sabemos cómo pasarlo en grande juntas. Espero que este sea un pequeño adelanto de cómo serán las vacaciones de este verano. ¡Cada vez queda menos!

Tengo muchísimos recuerdos anclados a este museo y sus jardines, en especial La Font Mágica, en la que una noche de tormenta, después de ver mi primer musical (La Bella y la Bestia) me descubrí sonriendo entre la gente, como en otro mundo, mientras veía su espectáculo de luces y escuchaba, por primera vez, Apologize de OneRepublic. Le debo tanto a momentos como estos...

2 de mayo de 2014

LUGARES — RODA DE BARÀ


El pasado fin de semana fue uno de aquellos que todo el mundo debe tener de vez en cuando. Fue fin de semana de chicas, de esos cálidos que con el paso del tiempo intentarás guardar y recordar. Pude ver la película Rubí (x), adaptación del libro de Kerstin Gier que leí hace un tiempo y casi había olvidado. Después de ver esta película y de estar modo cupcake rosa nos pasamos el fin de semana buscado películas al estilo que poder ver. Acción y romance. Al final acabamos viendo adaptaciones de novelas de Jane Austen y Austenland (x), película sobre una fanática de las novelas de Jane Austen que decide pasar una experiencia Austen completa (que más decir a demás de que vimos DOS veces la película ese fin de semana, para que sepáis lo fantástica que fue).

Pasamos toda una mañana paseando por el puerto, leyendo los nombres de cada embarcación, haciendo fotos, riendo y escuchando música durante el viaje. Durante la búsqueda de películas nos encontramos con Divergente (x) y junto a la banda sonora de Rubí (Faster de Sofi de la Torre, principalmente) el viaje se hizo más que soportable. Salimos a comer con la familia hasta hartarnos, comimos helado y por la noche mi hermana y yo fuimos a pasear por el parque de amapolas al otro lado de la calle.

Con día estresante tras día estresante, un fin de semana así se agradece. Aunque no hice nada "productivo" de lo que tenía pensado hacer para clase, tengo que reconocer que esto fue mil veces mejor, y lo pasé en grande, así que gracias. Además, ¿quién no prefiere pasar el fin de semana comiendo fresas bañadas en el tarro de nocilla?

GuardarGuardarGuardarGuardar