14 de julio de 2015

DÍA A DÍA — PRIMER CURSO... SUCCESS!

1  / 2  / 3  / 4  / 5  / 6

Ahora que ya ha pasado casi un mes desde que terminé el curso, ya puedo sentarme delante del ordenador a escribir esta entrada. Y qué decir. Ha sido un año muy intenso, no sólo por el hecho de ser mi primer año de universidad, donde todo funciona de forma diferente comparado con estudios anteriores y hay más presión encima, sino por la propia presión de querer dar lo máximo y mejor de ti mismo. Y es que elegí estudiar aquello que amo, aquello que quiero ser y en lo que me quiero convertir y quiero aprovecharlo al máximo. Cada trabajo, cada proyecto, cada clase... quiero que cuente. Quiero aprovecharlo al máximo y aprender el máximo y dar en todo lo que hago lo mejor de mí. Eso me ha traído muchos dolores de cabeza y más de un par de enfados conmigo misma. No quiero llegar allí donde sé que puedo, quiero superarlo y crecer. Este era mi pensamiento durante el  primer semestre de curso, cuando nada acababa de salir del todo como pensaba, casi no conoces a tus compañeros, ni el plan de estudio, no entiendes cual es tu papel como alumno en una carrera tan libre y creativa. Quería darlo todo y más, pero no sabía cómo. Este segundo semestre, sin embargo, me ha servido para poner los pies en el suelo y sí, sigo pensando igual que antes, pero ahora sé que tengo tiempo. Tengo gente que me ayuda si me veo en un túnel sin salida. Hay mil formas de hacer las cosas, no necesito abarcarlas todas, sino elegir un par y centrarme en ellas. No quieras comerte el mundo, te atragantarás. Disfruta con el proceso. Experimenta. Busca más allá de lo que conoces y descubrirás formas de solucionar un problema que nunca se te hubieran ocurrido. Estoy teniendo una experiencia única, estudiando diseño gráfico en una escuela fantástica, con gente fantástica de los que tengo mucho que aprender.

Es por eso que esta segunda parte del curso me ha sido más sencilla. Ya empiezo a saber por qué camino voy, que es lo que estoy haciendo, que quiero. Aún me queda mucho camino por recorrer, claro. Pero llevarlo todo con una sonrisa es más fácil ¿verdad?

Por eso mismo me voy a ir recordando todo esto, que al mirarlo desde un julio en medio de mis vacaciones de verano se ve claro como el agua, pero en medio del curso se emborrona y uno acaba por caer en la ansiedad, enfrascado en sólo lo que tiene delante y nada más, ¡pues no! A mirar las cosas con perspectiva, alejarse de un problema para saber exactamente como solucionarlo, de la forma más sencilla. Sonrisas, sonrisas y más sonrisas. Estar orgullosa de mis resultados, emocionarme por mis papeles, texturas y catálogos tipográficos, que para eso estoy yo. Y soñar, y planear, y disfrutar con el día a día.

Espero con ganas lo que pueda ofrecerme el segundo curso. ¿Mucho trabajo? Por supuesto. ¿Muchas cosas nuevas que aprender? Totalmente.

¡¡¡PRIMER CURSO ACABADO!!! Que feliz que estoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario