viernes, 23 de diciembre de 2016

DÍA A DÍA — TRANSFORMACIÓN



Una de las razones por las que decidí dedicarle tiempo a Instagram fue para ponerme un reto: mejorar mi fotografía. No soy fotógrafa, pero siempre me he sentido cómoda detrás del objetivo. Veía todas esas fotografías engamadas, creatividad y constancia día a día manteniendo una escala de colores... quería conseguirlo. Ese era mi reto. Después de un tiempo, errores y aciertos, conseguí mantener el mío propio, que cada vez se volvió más y más blanco y negro (¡y lo adoro!). Pero últimamente me he dado cuenta de que lo que convertí en costumbre diaria está frenando ese aprendizaje y objetivo que me marqué en un principio: mejorar mi fotografía. Así que a partir de ahora, mi feed va a sufrir una pequeña transformación, voy a probar algo nuevo y espero que mis fotografías, además de tener una mejora técnica, me representen más a mí misma como proyecto personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario